Coti brilló en el Ópera de La Plata

Texto: Pilar Muñoz. Fotos: Alan Malnatti

En medio de una ajustada agenda que pronto lo tendrá una vez más de gira por España, Coti Sorokin se presentó el viernes 23 de agosto en el Teatro Ópera de La Plata junto a su banda Los Brillantes, con un show que pasó por los climas más variados.

Texto: Pilar Muñoz
Fotos: Alan Malnatti

Vestido de un amarillo amostazado, Coti sale a escena a las nueve y media de la noche y es ovacionado por un público entusiasmado de tenerlo de regreso en la ciudad de las diagonales. Escoltado por Los Brillantes, sus jóvenes músicos enfundados en trajes colorados, comienza a entonar “Malditas canciones”, uno de esos temas que todo el mundo sabe y corea, al que le sigue el también romántico “Tanta magia”.

—Ya vamos a recibir a alguien importante; no sé si están preparados, che —anticipa, haciendo referencia a uno de los tantos invitados que promete tener el show—. ¡Facu!

La presencia de Facundo Soto le da desde temprano al recital una importante carga rockera, que se traduce en una interesante versión de “Días”, a la que el vocalista de Guasones le imprime su característico sello cancionero.

Tras su paso, el escenario cambia de atmósfera cuando Coti empieza a cantar “Profundidad” y da lugar al estilo urbano del trapero Under Mc, el segundo invitado que tendrá la noche. Después le seguirán la popular “Antes que ver el sol” y la más acústica “Mis planes”, donde Sorokin se luce con su guitarra.

—En este país tan hermoso y rico es una pena que haya tantos argentinos que pasan hambre, que vienen pasando por eso hace mucho tiempo y ahora más que nunca. La que viene ahora es una historia de dos chicos que nacen el mismo día en dos lugares diferentes, y la injusticia y la desigualdad abrió una brecha enorme entre la vida de uno y de otro.

“Está sangrando” data de 2005 y muestra una cara diferente de Coti, más contestataria y sanguinaria, en la que interviene también el rapeo de Under Mc. El concierto va pasando así por varios climas, con sube y bajas emocionales, lo que explica que a continuación le siga “Nueces”, tema también perteneciente a Esta mañana y otros cuentos, disco en el que Coti canta junto al español Ismael Serrano.

Después viene una acústica y emotiva “Canción de adiós”, en la cual participa un chico rosarino fanático de Sorokin que subió a su cuenta de Instagram varios covers del artista como parte de un concurso; la cumbia “El embrujo” de Los Palmeras –con quienes Coti ha colaborado en su último disco- y el clásico “Tu nombre”, con la voz angelical de Mery Granados.

—Cuando vienen muchos invitados los técnicos se ponen locos; pero ya les dije: si no me dan vino, no sigo. ¡Salud! —bromea, copa en mano, antes de presentar a su próximo invitado—. Ahora vamos a tocar un tema que compuse en Madrid hace muchos años con una chica que conocí ese día y que venía de México. Fuimos a casa, yo fui a preparar mate y se me ocurrió que escribiéramos una canción que hablara de dos personas que recién se conocen y empiezan a recorrer un camino juntos. Así nació esa tarde con Julieta Venegas “Andar conmigo”.

Después de tocar con Manuel Moretti de Estelares el tema que compuso junto a la mexicana, viene otra canción que Coti escribió para otro artista: “¿Dónde están corazón?”, popularizada por el español Enrique Iglesias.

Le siguen éxitos como “Bailemos”, “50 horas”, “Nada fue un error” y “Lento”. Hacia el final del show, promediando las dos horas de entrega absoluta sobre el escenario, Coti apela al lazo de amistad que lo une a Guasones y vuelve a llamar a Soto para interpretar juntos “Otra vez”, el tema que casi siempre lo tiene de invitado y con el que se han lucido en imponentes tablas como las del Teatro Colón.

Directora Editorial