Kike Turrón - Sol y Sombra

KIKE TURRÓN, co-autor de Sol y Sombra: “Los Rodríguez fue uno de los culpables de haber metido el rock en los hogares”

Se editó recientemente Sol y Sombra. Biografía oral de Los Rodríguez (BAO Bilbao Ediciones, 2020), un libro que repasa la historia del legendario grupo de rock hispano/argentino, y Revista FlipAr charló con Kike Turrón, uno de sus autores.

Texto: Christian Alliana

Sol y Sombra

El 2020 trajo un calendario repleto de aniversarios redondos y uno de ellos es el festejo por los treinta años de la fundación de Los Rodríguez, el cuarteto hispano/argentino integrado por Andrés Calamaro (voz y teclados), Ariel Rot y Julián Infante (guitarras y coros) y Germán Vilella (batería y coros).

En el marco de esta celebración, han aparecido dos obras para resaltar el material de la banda. Por un lado, la publicación del mítico concierto en la plaza de toros Las Ventas de Madrid, en 1993, remezclado y remasterizado por el ingeniero de sonido y productor inglés Nigel Walker. Por otro, el libro Sol y Sombra. Biografía oral de Los Rodríguez, editado por BAO Bilbao Ediciones.

A propósito de este último, charlamos con el periodista y músico Kike Turrón quien, junto a Kike Babas, se encomendó la titánica tarea de reunir cerca de cien voces de artistas, técnicos, periodistas, managers y gente de la industria musical. El resultado, más de trescientas páginas que relatan una historia que podría ser el guión de una película: por momentos trágica, por momentos cómica, pero siempre con brillo propio.

Terminar el libro les llevó siete años, bastante tiempo…

—Fueron horas y horas de grabación y mucha espera, hubo muchos testimonios por los cuales tuvimos que aguardar, gente de la cual uno no tiene un contacto directo y puede llamarla espontáneamente. Casos como el de Enrique Bunbury o Coque Malla… Son nombres destacados que participan en el libro y tuvimos que esperar a que sacasen un disco propio, concedan entrevistas sobre ese trabajo y, ahí sí, encontrar un huequecito para poder preguntarles sobre Los Rodríguez. Todo eso demoró este proceso pero, siendo fans del rock como somos, ver ya el libro acabado es una satisfacción total.

“Los Kikes”, como se los conoce coloquialmente a Turrón y a Babas, vienen desarrollando desde hace bastante tiempo una carrera periodística en España a la par de sus trayectorias como músicos. Autores de otras biografías como las de Manu Chao, Reincidentes, Siniestro Total o Leño, fue esta última la que les permitió conectar con Andrés Calamaro y así dar el puntapié inicial para Sol y Sombra.

“El libro sobre Leño también es una biografía oral y se la hicimos llegar a Calamaro a través de la gente de su discográfica”, dice Turrón, y amplía: “A Andrés le gustó ese libro y escribió un comentario muy elogioso en su web, nos tiró un montón de flores que nosotros recogimos, y eso nos sirvió para plantear la biografía de Los Rodríguez y que los tres integrantes sobrevivientes nos dieran su aprobación”.

¿Por qué eligieron a Los Rodríguez? ¿Cuál era su relación con ellos?

—Una vez que acabamos el libro sobre Leño, nos preguntamos qué otros grupos había que tuvieran una discografía pequeña y compacta con canciones recordables y que estuvieran salpimentados con sus dosis de sexo, drogas y rock and roll, que cumplieran las medidas para hacer un libro potente, que fuera atractivo para el lector. Pusimos nombres en la mesa y entre ellos estaban Los Rodríguez, pero con los integrantes no teníamos amistad ni relación, salvo alguna entrevista que le habíamos hecho a Ariel o a Andrés. Musicalmente, ninguno de los dos Kikes fuimos a sus conciertos ni seguimos sus carreras cuando estaban activos. A mediados de los 90 íbamos a Malasaña, el barrio madrileño del rock, y nos decantábamos por un rock más sucio, como el de The Pleasure Fuckers, el grupo de Kike Turmix o Sex Museum. Pero Los Rodríguez fue uno de los culpables de haber metido el rock and roll en los hogares, junto a Miguel Ríos y Tequila, entre otros. Desde mi hermana hasta mi madre pueden mover el pie con “Sin documentos” (risas). No fueron demasiado underground como para que sólo los eruditos pudieran disfrutarlos, ni tampoco demasiado comerciales como para que no tuvieran impronta.

Los Rodríguez fue uno de los culpables de haber metido el rock and roll en los hogares.

En los siete años que llevó la escritura de Sol y Sombra, la propia relación entre los integrantes de la banda fue cambiando. “Hemos ejercido de psicólogos de los músicos porque habían quedado algunas cicatrices luego de la separación, y en este libro han podido expresar cosas que en su momento no habían hecho”, cuenta Turrón, y continúa: “Al primer miembro que entrevistamos fue al baterista Germán Vilella y, en esas primeras declaraciones, se notaba que la relación con Andrés no era demasiado cordial, había cosas que tenían que limar y lo lograron con los años”. Según revela el periodista, luego los tres músicos terminaron teniendo un grupo de Whatsapp y, con la salida del libro y su presentación, se acentuó la buena onda.

En este tipo de libros lo mejor aparece con aquellas anécdotas ocultas, lo que no suele contarse…

—Esta es una biografía honesta, al ser oral se contrastan opiniones y se cuentan cosas que no se cuentan en las demás entrevistas, sino el que la compra dice “joder, me han vendido trescientas páginas contándome lo que ya sé”, algo que suele ocurrir con las biografías de Bob Dylan o Jimi Hendrix. Aquí se cuenta el momento previo a la separación, cuando Calamaro decide cambiar los porcentajes por las ganancias de los shows en vivo, o la relación con las drogas y el miedo que tenían Rot e Infante a realizarse estudios de HIV. Esos son detalles que ellos han querido mostrar y es honesto porque, al fin de cuentas, todos somos personas aunque de esas cuestiones no se suela hablar.

En Sol y Sombra se cuentan cosas que no se cuentan en las demás entrevistas: cuando Calamaro decide cambiar los porcentajes, la relación con las drogas y el miedo de los músicos a realizarse estudios de HIV.

¿Cuál fue la reacción de los colegas músicos al ser consultados por Los Rodríguez?

—Es raro que haya un músico que no tenga un reconocimiento ni palabras bonitas hacia Los Rodríguez. Ellos han sido un puente muy importante entre la música argentina y la música de la península, han engrandecido en cuanto a las maneras de fusionar. Crearon tal química que cualquier otro artista siente una devoción hacia su música.

Hay una voz que no está, la de Julián Infante, pero su figura está muy presente…

—Los Kikes hemos puesto un especial empeño en intentar reflejar un perfil que trazase el carácter, la figura y la importancia de ese fundador del grupo que fue Julián Infante y que no puede participar por haber fallecido en el 2000. Hemos querido que nos contaran cómo era, su perfil de dulce canalla, y por eso el título de la biografía es un homenaje a él, porque el Sol y Sombra era su bebida preferida.

Hemos querido que nos contaran cómo era Julián Infante, su perfil de dulce canalla, y el título de la biografía es un homenaje a él.

 


Luego de estar a la venta en forma online, Sol y Sombra. Biografía oral de Los Rodríguez (BAO Ediciones, 2020) finalmente llegará a las librerías el domingo 6 de diciembre, coincidiendo con la fecha del debut de Los Rodríguez en 1990.