LUCAS FERRARO: “La enfermedad de Cepo, mi personaje en Vis a Vis: El Oasis, es el vínculo con su madre”

Charlamos en directo con el actor argentino Lucas Ferraro, quien se incorpora al elenco de Vis a Vis: El Oasis, el spin-off de la exitosa serie carcelaria, que se estrenará el próximo lunes 20 de abril por FOX España TV.
Confinado en su casa de Buenos Aires, nos contó acerca de su personaje Cepo, de la experiencia de rodar con su colega Ana María Picchio y de Segunda Princesa, el unipersonal que trasladó desde la capital argentina hasta Madrid.

Texto: Pilar Muñoz
Foto portada: Rosario Garcia Coni

Tras cinco meses de rodaje entre Madrid y Almería, el argentino Lucas Ferraro se prepara para el estreno de Vis a Vis: El Oasis, en la cual se pondrá en la piel de Cepo. Se trata del spin-off de la exitosa producción española, que será emitida a partir del 20 de abril a través de FOX España, pero que luego llegará a Latinoamérica a través de Netflix, plataforma que convirtió a la serie madre en un fenómeno mundial.

A través de un self-tape, en 2019 el actor hizo un casting y quedó seleccionado para sumarse al elenco de este epílogo de la serie carcelaria, en la cual comparte rodaje con su colega argentina Ana María Picchio. “Tuve el placer de trabajar con esta genia de la actuación, una persona increíble con la que estoy muy unido”, sostiene Ferraro, y agrega: “La conozco desde mi primer trabajo y, además, somos una especie de gemelos porque cumplimos años el mismo día”.

Cepo sufre autismo. Sin embargo, al momento de armar el personaje, Lucas no sintió la necesidad de explicar la patología y consideró que lo que él tenía no era un déficit o discapacidad sino una diversidad funcional: “Él tiene capacidades que otras personas no tienen, observa cosas que el resto no ve, algunas hermosísimas y muy interesantes”.

Cepo tiene capacidades que otras personas no tienen, observa cosas que el resto no ve, algunas hermosísimas y muy interesantes.

En su cocina actoral, Ferraro consideró que la enfermedad de Cepo era el vínculo con su madre y su historia de vida. “Es un chico que no ha conocido otra cosa que ese hotel y que no ha salido de ahí en mucho tiempo”, explica el argentino, y añade: “Él está muy obsesionado con que los huéspedes sean bienvenidos y ha trabajado muy en serio para que las cosas salgan bien”.

Desde 1997, cuando interpretó a su primer personaje en la telenovela Socios y Más, Lucas es una figura recurrente de la televisión argentina, que ha participado en decenas de producciones adolescentes –Verano del ’98, Chiquititas, Casi Ángeles-, costumbristas –Kachorra, Costumbres Argentinas, Hombres de honor- y policiales –099 Central, Mujeres Asesinas, Botineras-.

Sin embargo, un poco por búsqueda propia y otro tanto por el designio del destino, en la última década su trabajo lo llevó a tierras ibéricas, donde ha sido parte de realizaciones como Los hombres de Paco, Yo Soy Bea –la adaptación española de Betty La Fea- y la exitosísima Cuéntame cómo pasó, en la que apareció en un capítulo de la temporada 19.

“Entre España y Argentina siempre ha habido un vínculo muy fuerte a nivel cultural”, asegura el actor respecto a la cada vez más recurrente presencia de argentinos en ficciones hispanas. Sin embargo, no lo atribuye a que los españoles tengan una atracción especial por los actores de ese país sino a la gran expansión mundial de las plataformas digitales.

Según cree, la multiculturalidad que se ve en las series tiene que ver con que los productos que se generan en España ya no son sólo para consumo interno sino que trascienden sus fronteras. “El productor ya no piensa sólo en personajes españoles y, claramente, los argentinos y los mexicanos tenemos más allanado el camino por el tema del idioma y de la familiaridad que hay con España”, explica.

Los actores argentinos y los mexicanos tenemos más allanado el camino por el tema del idioma y de la familiaridad que hay con España.

A Lucas, la noticia de que había sido elegido para Vis a Vis le llegó cuando estaba haciendo en Buenos Aires las últimas funciones de Segunda Princesa, un unipersonal escrito por Alejandro Schiappacasse en el que el actor le da vida a un pescador de una pequeña localidad costera. “Me llevo la ropa del personaje a ver si da para hacerla, total la escenografía se puede trabajar allá”, pensó apenas surgió la oportunidad de irse a España.

Así, con la ayuda del productor argentino Pablo Silva, durante diciembre y enero Ferraro trasladó esa obra que se había gestado primero en Mar del Plata al teatro madrileño Nueve Norte. “Nunca había hecho teatro afuera de Argentina, así que hacer la obra allá fue la frutilla del postre de lo que fue mi experiencia en Madrid”, revela.

Tras dos meses de verano en Buenos Aires, la idea del actor era volver a España en abril para seguir haciendo el unipersonal y vivir el gran estreno de Vis a Vis: El Oasis. “Por lo general, las series se estrenan en la Gran Vía, con invitados y alfombra roja”, explica. Sin embargo, la pandemia del Coronavirus torció sus planes y la promoción de prensa será como lo dictan los tiempos que corren: a través de la pantalla del móvil.