¡Click acá para suscribirte a nuestro canal de YouTube y ver en exclusiva nuestras entrevistas a artistas DE LA HOSTIA!
Victoria Herrera @astro_viking

Victoria Herrera (@astro_viking): “Carne de cañón es ponerse en primera fila y encarar la vida con lo que trae”

Victoria Herrera, la astróloga devenida en una popular instagrammer (@astro_viking), acaba de publicar su primera novela, Carne de cañón (2021), editada por Planeta. En esta entrevista, la autora española radicada en Argentina habla con FlipAr sobre las cosas que comparte con la protagonista de la historia y revela cómo fue el proceso de escritura.

Texto: Pilar Muñoz

De chica, Victoria Herrera se encerraba en su habitación y se pasaba horas jugando. Hacía de cuenta que era escritora y que, entre tazas de café y apuntes, se enfrentaba a la –para esa edad, titánica- tarea de terminar una novela. Luego, la vida la llevó por otros senderos, también creativos y arraigados a las emociones, pero se mantuvo ligada al mundo de las letras: “Siempre me acompañó un cuadernito y un bolígrafo”.

A fines de 2005, la joven sevillana llegó a Buenos Aires con una beca para estudiar junto al director y docente teatral Augusto Fernandes. En ese entonces, ni se imaginaba que él le abriría un mundo nuevo, el de la astrología, ni que esos tres meses iniciales se convertirían en una estadía permanente. Sin embargo, los astros parecieron alinearse para que, dieciséis años después, hoy Victoria se sienta casi argentina.

Terminado el taller, le ofrecieron trabajo, se enamoró y optó por quedarse en el país sudamericano. “No terminó de ser una decisión, una va haciendo los movimientos y luego la vida va definiendo bastante”, sostiene con perfecto acento porteño, y aclara: “No me resistí, digamos”.

Victoria tampoco pensó que llegaría un momento en el que la astrología le ganara a la actuación. Simplemente sucedió, “como si hubiese sido un movimiento de resonancia natural, una cosa que atrae a la otra”. Así le pasó también con su cuenta de Instagram (@astro_viking), donde en 2014 empezó a publicar textos propios y a sumar más de cien mil seguidores, que se identifican con sus reflexiones y replican sus posteos.

Como para completar el círculo, si la actuación derivó a la española a la astrología y la astrología a las redes sociales, las redes sociales luego le abrieron paso a la literatura. En marzo de este año, Victoria Herrera publicó su primer libro, Carne de cañón (2021), una novela profunda, que bucea en la intimidad del ser humano.

Victoria Herrera - Carne de cañón

¿Cómo surgió la oportunidad de escribir y publicar tu primera novela?

—Ya me habían venido a hablar varias editoriales, pero siempre me ofrecían hacer un libro de astrología, algo que no tenía ganas de escribir. Mi relación con la literatura es mucho más amplia que simplemente hablar de astrología, tenía muchas ganas de contar historias. Cuando vinieron las chicas de Planeta les dije que, como todo en la vida tiene que ver con el pulso astrológico de doce tiempos, iba a escribir una novela de doce capítulos, inspirada por ese pulso. El que entiende de astrología, cuando termina de leerla, se da cuenta de que eso estaba como investigación para la literatura.

Sofía, la protagonista de Carne de cañón, comparte con vos el hecho de ser una española que llega a Buenos Aires. Ella, sin embargo, tiene raíces argentinas porque su madre nació en el país. ¿Cómo se sintió Victoria Herrera cuando llegó desde España?

—Cuando pisé por primera vez Argentina me impactó la sensación de haber estado antes, una familiaridad, una cercanía, sin haber estado nunca ni tener ningún familiar argentino. Sofía tiene familia argentina porque yo no podía contar una historia –o, por lo menos, no en mi primera novela- que no estuviera atravesada por esta doble cultura. Yo soy española pero también soy argentina, incluso en mi manera de hablar: digo la ll pero, de repente, te digo posta. Soy un híbrido y la historia tiene que partir de ahí. Tengo mucho amor por esta tierra, a veces incluso más que mis amigos argentinos.

Yo no podía contar una historia que no estuviera atravesada por esta doble cultura, yo soy española pero también soy argentina.

En el libro, la protagonista dice que los argentinos idealizan mucho a España. ¿Cómo te llevás con eso?

—Idealizan a Europa y eso conlleva un nivel de negación muy grande, mirar tanto tiempo afuera los lleva a perderse muchas cosas propias, que a mí me atraen. Me parece, por momentos, que América Latina tiene una potencia mucho más grande que la europea. Acá me parece que, de tantas crisis, ya se generó un talento, hay algo muy despierto en el argentino y en la argentina como para echarle a la crisis muchos ovarios. Me parece que en España, que nos contamos como un régimen de bienestar que no lo fue tanto, de repente viene la crisis y todo el mundo se echa a temblar. Aquí la gente agarra y hace lo que tiene que hacer. “Lo atamos con alambre” fue una de las primeras frases que me dijeron cuando llegué y me pareció maravillosa.

Hacia el final de la novela, la protagonista plantea el hecho de estar constantemente dividida… ¿Te pasa?

—Si yo tuviera una parada de subte en Madrid sería maravilloso, pero no me siento dividida, siento que adentro mío habitan los dos pulsos. Pienso que, en el libro, eso es algo que también engancha, ¿viste? Una mirada de los dos mundos.

Le tirás, sin disimulo, algún palo a los sevillanos…

—Mi madre está indignada por lo que dije de Sevilla, pero es la realidad. Sevilla es una de las ciudades más religiosas del mundo, una ciudad bastante cerrada, donde no ha habido tanto movimiento. Tiene una cierta tendencia a no dejar entrar lo nuevo, muy tradicional. Madrid es más cosmopolita, y Barcelona ni te cuento. Entonces sí, tiro un par de palitos, pero bueno, fueron con conocimiento de causa.

¿Cómo definirías la temática de Carne de cañón?

—Es una novela que tiene que ver con la búsqueda de la identidad y con el paso a la adultez. Ninguna de las dos cosas se puede hacer sin revisar el propio linaje, el encuentro con las raíces. Decirle internamente a papá y a mamá tal como fueron me parece que es necesario para cualquier ser humano. Y luego la novela está llena de espíritu de aventura. Es un personaje que yo busqué que estuviese muy en la vida, pero también muy adentro, en un lugar muy introspectivo. Que se hiciera muchas preguntas, pero a la vez que tuviera mucha salida. El título tiene que ver con eso, con ponerse en la vida en primera fila, encararla con lo que trae.

Carne de cañón tiene que ver con la búsqueda de la identidad, el paso a la adultez y el encuentro con las raíces.

El hecho de que tengas varias cosas en común con la protagonista de la historia hace que, al leerla, nos preguntemos si se trata de una autobiografía. Pero, en el anteúltimo capítulo, ponés una cita de Bernardo Kucinski que aclara un poco el panorama: “Todo en este libro es inventado, pero casi todo ha sucedido”.

—El capítulo 11 está, prácticamente, basado en hechos reales. Como cualquier obra, hay mucho que es autorreferencial, porque uno escribe de lo que conoce, y hay un montón ficcionado. Las ganas de contar historias hace que le echemos unas magias a las historias que uno conoce, que uno vive o que vio vivir. A mí, de repente, me ha llamado una amiga y me ha dicho: “Che, no sabía que tu madre era argentina”. ¡Es ficción! Como me dijo mi amiga Mónica Antonópulos, ¿no es suficiente cómo se desnuda un escritor en una novela como para que, encima, quieran saber más?

Un personaje muy entrañable de la novela dice que siempre que se hace algo con pasión aparece el orgullo, y que no hace falta ocultarlo. ¿Cómo te sentís respecto a esta primera incursión editorial?

—Yo no peco de falsa modestia, el entusiasmo no te lo disimulo. Estoy muy contenta, la novela está siendo súper bien recibida por las personas. Obviamente es una primera novela y le podría poner un montón de peros, pero no se los voy a poner porque tiene ese valor para mí: haberla escrito con muchas ganas, haberme dejado las entrañas.

¿Continuará?

—Me piden una segunda parte, pero estoy escribiendo otra cosa. Yo pienso que Sofía todavía está viajando por ahí, pero todo se verá…

 


Carne de cañón (2021), de Victoria Herrera, se consigue en formato físico en Argentina. En España, se puede comprar en electrónico.

  • Editorial: Editorial Planeta (Planeta)
  • Temática: Novela literaria | General narrativa literaria
  • Colección: Fuera de colección
  • Número de páginas: 232
  • Publicación en Argentina: marzo de 2021