BERET: “La letra es el setenta por ciento del éxito de una canción”

Durante su reciente visita a Buenos Aires, donde se presentó en el escenario del mítico Teatro Gran Rex, Revista FlipAr entrevistó al español Beret. El artista revelación de 2019 habló sobre sus inicios como youtuber, reveló su visión acerca de la música urbana y contó detalles de Prisma (2019), su primer material discográfico, publicado el pasado 25 de octubre.

Texto y foto: Pilar Muñoz

A partir de 2015, con tu primer video en YouTube, construiste una carrera muy vertiginosa. ¿Te imaginaste en ese momento que cuatro años más tarde ibas a editar un disco con una compañía como Warner Music?

—Para nada. De hecho yo abrí el canal y no quería ser cantante. Subí un tema y, sin darme cuenta, ese tema tuvo mucha repercusión. Bah, en realidad lo subió un amigo mío, sin mi consentimiento, y con el paso del tiempo me di cuenta de que la gente venía al concierto y pedía más canciones.

¿Y sos consciente de que, en comparación a otros artistas que empiezan con presentaciones en el bar de la esquina, y más allá del talento, vos la tuviste un poco más fácil con la ayuda de las redes sociales?

—Un artista que primero toca en la calle o en bares y después de a poco va progresando gana experiencia. Yo, en cambio, hice mi primer show en una sala con capacidad para trescientas personas y no tenía ni idea de qué tenía que hacer. Estaba nervioso porque yo componía en mi habitación y no había dado un concierto en mi vida, por lo tanto era como «¿¡qué hago aquí?!».

Hice mi primer show en una sala con capacidad para trescientas personas y no tenía ni idea de qué tenía que hacer.

Además de tus melodías y letras, seguramente vos también has madurado de 2015 a hoy. ¿Cómo era ese adolescente sevillano que subía videos a Internet en comparación al Beret de ahora?

—Un borrón. Yo creo que antes tenía muchas ideas en la cabeza, no tan ordenadas, y ahora veo las cosas súper simples. Antes era como «necesito esto, necesito lo otro» y ahora vivo con esa paz de «bueno, la cosa llega». Creo que estoy más sereno ahora.

Tu álbum debut, Prisma (2019), tiene temas inéditos que compusiste exclusivamente para el disco pero también otros que ya venías tocando y que reversionaste con nuevos matices y voces como las de Pablo Alborán, Melendi, Vanesa Martín o Sebastián Yatra. ¿Qué le aportó al material cada uno de los artistas invitados?

—Digamos que si el tema era un seis, pues ellos lo hicieron un ocho. Cogieron la esencia que ya tenía, la mantuvieron y la mejoraron con su talento. Es muy complicado que el invitado comprenda realmente cómo se sintió la persona al hacer la canción, y ellos tuvieron empatía y entendieron muy bien lo que significaba cada tema para mí.

Los invitados de Prisma entendieron muy bien lo que significaba cada tema para mí.

¿Cómo se dio, por ejemplo, el acercamiento con el colombiano Yatra?

—Escuchó mi canción por su mánager y le encanto la letra, lo que transmitía, y me contactó. «Oye, que esta canción me pega durísimo, me pone la piel de punta», me explicó, y le dije: «Bueno, hagamos algo». Osea: «A mí me gusta cómo lo haces», «a mí también», «tengamos hijos» (risas).

La canción “Me vas a ver” fue puesto número 1 de YouTube no sólo en España sino también en Argentina y en otros países de Latinoamérica. ¿A qué le atribuís el hecho de haber pegado tan fuerte en regiones tan lejanas a tus tierras?

—Sé explicar lo de España porque soy de allí, pero en los otros países no tengo ni idea, es más, me gustaría que alguien me respondiese eso. Sí que es verdad que el ritmo influye bastante, pero yo creo que la letra es el setenta por ciento del éxito de una canción.

Sos un gran disparador de frases, un fetichista, y hay una de «Lo siento» que dice: “Tus aciertos dirán dónde estás y tus fallos tan sólo por dónde ir”. ¿Cuáles ha sido hasta ahora tu gran acierto en lo musical y cuál ese fallo que te ha enseñado algo?

—Yo creo que son constantemente muchos aciertos y no puedo quedarme con uno y decir «este». Son muchos aciertos porque, sin darme cuenta, estamos con la gira española, con la gira latina, el disco va bien, todo está siendo positivo. Y diría que mi mayor fallo, aunque quizás no es un fallo porque yo no lo controlo sino que es una cosa que viene, es la ansiedad.

Estamos con la gira española, con la gira latina, el disco va bien, todo está siendo positivo.

Melendi y David Bisbal, dos artistas cercanos a vos en lo musical, hicieron recientemente una parodia al rap en el programa de televisión La Voz Kids. Fueron fuertemente criticados en redes sociales porque la actuación fue entendida por mucha gente como una burla. ¿Viste el video?

—Sí (risas). Yo creo que la gente es muy susceptible, que con cualquier cosa se vuelve loca. Hay muchos festivales de rap y la gente sabe lo que es. Si mi madre que no ve Internet sabe lo que es y la madre de mi amigo también, entonces creo que el rap tiene muchísimos otros espacios que lo fomentan de forma positiva. Yo lo veo como una broma, hay gente a la que le hace más gracia y gente a la que le hace menos.

¿Y qué opinás del género en sí y de todo el fenómeno de la música urbana? ¿Pensás que va trascender y a dejar algo?

—Yo creo que el rap se va a quedar porque tiene una cosa que no tienen otros géneros y es que tiene mucho contenido, muchas cosas que contar.

El rap tiene una cosa que no tienen otros géneros y es que tiene mucho contenido, muchas cosas que contar.

Tu hit «Si por mi fuera» tuvo en sólo tres días dos millones y medio de reproducciones en YouTube y, entre otras canciones tuyas que tienden más a lo melódico, se distingue por su estilo urbano. ¿Cómo te ves en los próximos años? ¿Pensás que te acercarás más hacia los ritmos latinos, que son los que hoy parecen marcar el rumbo de la música en español?

—Pues es que no se sabe. Yo no sabía que iba a cantar reggae y he terminado cantando reggae. No tengo ni idea.

¿Cómo te preparás para la gira 2020? Tenés fechas anunciadas en grandes escenarios como el Palau Sant Jordi de Barcelona y el Wizink Center de Madrid…

—Súper bien. Estoy esperando el día, intentando no pensar demasiado. Me voy a despertar y voy a decir: «Hoy la ciudad es mía». Aunque no sea mía, aunque sea mentira (risas)… Tengo ganas de ir al Wizink y decir: «Aquí hay quince mil personas que me están esperando». Y después llegar al hotel y ver que todo el mundo está hablando de que le ha encantado. Tengo muchas ganas porque he ido a Madrid, he tocado en salas pequeñas, después en salas medianas, y mi sueño era tocar en un estadio.

He tocado en salas pequeñas, después en salas medianas, y mi sueño era tocar en un estadio.

Revista FlipAr pretende ser un puente digital entre Argentina y España. ¿Qué te hace FlipAr de la música que hizo que te dedicaras a esto y no a una carrera tradicional como la abogacía o la medicina?

—Me flipa cómo algo tan simple como una canción puede crear tantísimas cosas; que de algo pequeñito se haga algo inmenso y quince mil personas se unan para escuchar tus canciones.