LA PEGATINA: “El público argentino te canta hasta los riffs”

Rubén Sierra, cantante y guitarrista de La Pegatina, charló en directo con Revista FlipAr y contó acerca de la evolución que tuvo el grupo catalán en estos diecisiete años de carrera, de la gran recepción que goza en Argentina y de su relación con bandas como Los Auténticos Decadentes o Los Caligaris.

Texto: Pilar Muñoz
Foto portada: prensa

“La Pegatina tiene un show muy enérgico, parecido al clima que se vive en las canchas de fútbol: de gente levantando las manos y aplaudiendo en masa, pidiendo fiesta”, describe Rubén Sierra, cantante y guitarrista de este grupo de rumba y ska catalán que, desde hace diecisiete años, transmite alegría y buen rollo a los españoles.

Es seguramente ese espíritu chispeante el que hizo que, en el último tiempo, la música de La Pegatina trascendiera las fronteras ibéricas y fuera bienvenida en Latinoamérica. “Argentina es como una segunda casa, siempre nos reciben con una sonrisa, los brazos abiertos y esas ganas de fiesta”, asegura el músico, y cuenta que hace poco quedó alucinado viendo el video de un show de Los Fabulosos Cadillacs: “El público argentino te canta hasta los riffs, es genial”.

Argentina es como una segunda casa, siempre nos reciben con una sonrisa, los brazos abiertos y ganas de fiesta.

Según revela, en la primera visita que hicieron a Buenos Aires no tenían intención de hacer shows sino que simplemente buscaban promocionar Eureka! (2013), el material que acababan de lanzar. Sin embargo, un día fueron a la calle del Roxy Club, en el barrio de Palermo, y se quedaron esperando hasta que saliera la gente del recinto, para tocar ahí en la puerta. “Somos una banda que ha nacido en la calle, que ha tocado en trenes y autobuses, y disfrutamos de ese contacto directo con el público”, explica el músico, y agrega: “En cada país que vamos nos gusta empezar de cero”.

Desde ese primer concierto callejero, la evolución en Argentina ha sido grande: en los últimos años, La Pegatina se presentó en distintas salas porteñas como Vorterix o Niceto, además de participar en Cosquín Rock, el festival más convocante del país, que les ha dado la posibilidad de descubrir nuevos artistas. “Acabábamos de tocar y el siguiente era Louta, a quien no conocíamos, pero nos quedamos a escuchar una canción, dos, tres, cuatro, y el show entero porque, como decís allá, flasheamos”.

Así, en estos viajes cada vez más frecuentes por Latinoamérica, el grupo catalán se ha hecho amigo de grandes bandas locales con las que comparte una manera similar de hacer y entender la música, marcada por la fusión de estilos –ellos tocan desde rock, punk y ska hasta disco, merengue y cumbia-. Una de esas agrupaciones es Los Auténticos Decadentes, con quien en 2018 hizo la versión de “Gente que no”.

Al poco tiempo, los argentinos los invitaron a tocar con ellos en el Foro Sol de Ciudad de México, durante su 30° aniversario, y ahí terminó de consolidarse la relación. “Siempre hay algo que hace que los caminos se crucen y eso es lo guay”, sostiene Rubén, y confiesa: “Que una banda así, que lleva tantísimos años haciendo disfrutar a la gente, sea tan humilde y nos acepte en su familia, como si fuéramos colegas de toda la vida, es genial”.

Que una banda como Los Auténticos Decadentes nos acepte en su familia, como si fuéramos colegas de toda la vida, es genial.

Una amistad parecida tienen también con Los Caligaris, otro grupo en el abunda el color y la alegría. A pesar del aislamiento, durante estos días de cuarentena, con ellos han alimentado la relación a través de las redes sociales. Los argentinos comenzaron un challenge haciendo una versión de “Y se fue”, tema de La Pegatina, y los catalanes les respondieron con un video de su canción “Todos tenemos problemas”.

En ese contexto, Rubén hace referencia al momento de sobreexplotación de actividad que se está produciendo en las redes y cuenta que, hasta ahora, con sus compañeros de banda nunca habían compuesto y grabado cada uno desde su casa, como pasó con “Quédate en tu casa”, tema oficial del #YoMeQuedoEnCasa Festival, en el que La Pegatina trabajó a distancia con artistas como Mr. Kilombo, Rayden o Dani Fernández.

“Ahora, con los lives y los retos que se hacen junto a otras bandas, se abren nuevos horizontes y nuevas formas de hacer música”, señala, y sostiene: “Yo creo que esta situación va a generar una evolución en la industria, es algo positivo de lo que vamos a aprender muchísimo”.

Yo creo que esta situación va a generar una evolución en la industria musical.

Como cierre, antes de regalar a Revista FlipAr una versión acústica de “La ciudad de los gatos negros” –canción incluida en el álbum editado en 2013-, el vocalista y guitarrista dice que desea que cruzar el charco sea algo cotidiano para La Pegatina, y confiesa: “Mi sueño es algún día tocar en el Luna Park”.