Leiva explota las burbujas del éxito en “Mi pequeño Chernóbil” (2020)

Leiva ha estrenado “Mi pequeño Chernóbil”, el primer lanzamiento que hace desde la publicación de su disco Nuclear (2019), un tema compuesto en Buenos Aires en el que el cantautor español hace una retrospectiva de su carrera y reflexiona acerca del oficio.

Texto: Pilar Muñoz

“Soñaba con dar un bocado al mundo”, declara en su último lanzamiento Leiva, quien –primero con Pereza y luego como solista- ha logrado posicionarse como uno de los cantautores más importantes de habla hispana. El madrileño nunca teme a desnudarse en sus canciones y en “Mi pequeño Chernóbil” lo hace una vez más.

En esta canción compuesta en Buenos Aires en septiembre pasado, durante su última gira por Latinoamérica, José Miguel Conejo destapa los costados más oscuros e inciertos de su exitosa carrera y revela cómo esa gloria tan ansiada en la adolescencia terminó pareciéndose más “al veneno de medusa que roza y quema en un instante fugaz”.

Así, hilvanando experiencias de estas más de dos décadas arriba de los escenarios, como cuando iba por la vida “durmiendo con Rubén en las pensiones más inmundas”, Leiva quita un poco de brillo a esos espejitos de colores instalados en el imaginario colectivo alrededor de la vida del rockstar y desmitifica que todo sea disfrute desenfrenado: eso, asegura, “sólo es humo y nada más”.

Inédita hasta que la regaló a los quince mil asistentes de su “Madrid Nuclear”, el show que dio en diciembre pasado en el WiZink Center, la canción menciona a su ex compañero de Pereza, Rubén Pozo, con quien comenzó a vivir esa montaña rusa de la fama, “los manjares de la euforia y las burbujas”.

Ese amigo del alma, quien confesó en Instagram que se derritió cuando oyó su nombre en una de las estrofas de Leiva, también participó del videoclip del tema, lo que despertó entre los fanáticos de Pereza la esperanza de un posible reencuentro de esa banda separada en 2010, que cosechó una década de éxitos con seis álbumes editados y varios hits como “Princesas” o “Lady Madrid”.

El video –producido por Blur Films- muestra el viaje incierto de una burbuja de jabón que, “fascinante y frágil a partes iguales” –en palabras de su directora Claudia Barral- como el éxito, se mueve por las calles desiertas de Madrid, imagen que parece ser un presagio del aislamiento que vendría.