¡Click acá para suscribirte a nuestro canal de YouTube y ver en exclusiva nuestras entrevistas a artistas DE LA HOSTIA!
Duki en La Resistencia

Duki en La Resistencia: anécdotas, freestyle y “pasos prohibidos”

Duki está en España y, antes de su concierto en Madrid, visitó a David Broncano en el late night show La Resistencia, a donde llevó modismos propios de Argentina y sorprendió con su gran capacidad de improvisación.

Texto: Pilar Muñoz

El programa de medianoche que es furor en España, La Resistencia, últimamente está llevando como invitados a artistas latinoamericanos que la rompen a nivel mundial, como la argentina Nicki Nicole o el puertorriqueño Rauw Alejandro. Aprovechando su estadía en Madrid, Duki visitó ayer el plató montado en el Teatro Arlequín de la Gran Vía, para hacer promoción de su nueva gira por esas tierras.

Si algo caracteriza al late night show emitido por el canal #0 de Movistar+ es la frescura y el humor ácido que le imprime su presentador, David Broncano, acompañado por el cómico Ricardo Castella y el músico y beatboxer Marcos “Grison” Martínez. Sin lugar a dudas, el trapero argentino supo llevar bien y estar a la altura de esas entrevistas que, por momentos, rozan lo absurdo.

“Tranquilo, chilling, relajado”, así se describió el Duko apenas empezó el segmento, que ya puede verse en YouTube. Y, fiel a sus expresiones características, enseguida se ganó la simpatía de Broncano, que le pidió que le enseñara alguno de sus “gestitos” para molar. El líder del trap no dudó en recomendar el “modo diablo”, esos cuernitos que –junto al término skere (deformación de let’s get it)- popularizó entre los jóvenes por 2018.

Duki en La Resistencia desplegó –quizás más que ningún otro artista- costumbres y modismos propios de su Argentina, que llamaron la atención del conductor español. Por ejemplo, cuando usó la expresión “a cara de perro” o cuando dijo que él bailaba “turro” y que tiraba “pasos prohibidos” al ritmo de la cumbia o del reggaeton.

Antes de que terminara el encuentro, Duki volvió a sus orígenes de freestyler y sorprendió con una gran improvisación de tres minutos y medio, que demostró que tranquilamente podría regresar a las batallas de gallos. Su actuación se fundió muy bien con el beatbox de Grison, quien luego hizo una base más cercana al reggaeton para que el Duko perreara hasta el piso.