DVICIO

DVICIO: “Desde que nos conocimos con Lali hubo buen rollo, buena onda”

DVICIO, el exitoso grupo de pop español, charló con Revista FlipAr poco después de haber lanzado “Soy de volar”, su tema con Lali Espósito. Los madrileños hablaron acerca del sencillo pero, también, de su estrecho (y familiar) vínculo con Argentina.

Texto: Pilar Muñoz
Foto: Sony Music Entertainment

DVICIO

Martín Ceballos siempre les habló a sus compañeros de DVICIO acerca de Bell Ville, el pequeño pueblo de Córdoba (Argentina) de donde proviene su familia paterna. El bajista español también intentó, aunque sin éxito, inculcarles el gusto por el fernet con Coca, cóctel estrella de la provincia del centro argentino. “No hay manera”, asegura Luis Gonzalvo (batería).

Sin embargo, lo que sí lograron transmitir, tanto Martín como su hermano Andrés (voz), al resto de los músicos, fue el cariño hacia el país sudamericano y las ganas de llevar hasta allí su música. “Desde la primera reunión, cuando formamos el grupo, dijimos que íbamos a ir pronto a Argentina”, revela, y aclara: “Al final pasaron años, pero se cumplió”.

Desde la primera reunión, cuando formamos el grupo, dijimos que íbamos a ir pronto a Argentina (Martín).

La primera visita de DVICIO a Buenos Aires fue en junio de 2017, cuando se presentó en La Trastienda, una sala icónica del barrio de San Telmo con capacidad para setecientas personas. La recepción del público argentino fue tan buena que, a los pocos meses, la banda madrileña volvió al país para seguir promocionando Qué tienes tú (2017), su segundo disco de estudio.

Después de algunos otros viajes promocionales, en mayo de 2019 el quinteto que completan Nacho Gotor y Alberto “Missis” González (guitarras) regresó para tocar en el Teatro Ópera y así conquistar la gran Avenida Corrientes. Esa visita fue más emotiva para los músicos porque, entre el nutrido número de fans, estuvo una espectadora muy especial: “Vino nuestra abuela, desde Bell Ville, y fue muy bonito; siempre lo habíamos soñado”.

Año tras año, el vínculo de DVICIO con Argentina se consolida cada vez más, y ya excede lo familiar. En el país del dulce de leche y el tango no sólo crece su público sino, también, sus amigos dentro de la industria musical. En septiembre pasado esto se cristalizó con la colaboración de Lali Espósito, una de las cantantes pop más escuchadas de Latinoamérica, en “Soy de volar”.

Se trata del noveno track de Impulso (2020), el tercer disco del grupo español –lanzado en marzo-, que recorre una gran variedad de estilos. “La escribió Martín y fue como un soplo de aire fresco y de simpleza”, explica Andrés, y asegura que esta balada es, en el álbum, aquella “canción de melodía bonita, con apenas una guitarra eléctrica, que te pondrías una y otra vez”.

‘Soy de volar’ es la canción de melodía bonita, con apenas una guitarra eléctrica, que te pondrías una y otra vez (Andrés).

Según cuenta el vocalista, cuando conocieron a Lali enseguida hubo “buen rollo, buena onda”. Por esa afinidad personal se les ocurrió invitarla a participar en el tema, pero también porque les hacía ilusión trabajar con alguna artista argentina y escucharla a ella en un registro diferente al habitual.

El sencillo, un himno a la valentía que invita a escuchar al corazón y a animarse, llegó acompañado de un videoclip dirigido por Willy Rodríguez, en el que se ve la reciente convivencia de una joven pareja (interpretada por Andrés y Lali).

Según revela Luis, el rodaje resultó muy divertido y que fue hecho con una cámara que giraba continuamente en 360 grados. “Lali estuvo espectacular, se nota un montón las tablas que tiene”, sostiene el baterista de DVICIO, y agrega: “Esas risas que se ven en el video son reales, ella soltaba cada cosa que nos reíamos mucho”.

Lali estuvo espectacular en el rodaje, se nota un montón las tablas que tiene (Luis).

En la semana del estreno, se dio para el quinteto un hecho satelital al lanzamiento del tema, que fue la viralización de un video casero en el que Lali besaba a la novia del cantante. Según él, no fue ninguna estrategia de marketing sino una sinergia que sucedió de manera espontánea y que decidieron compartir. “Un beso, nada más simple que eso”, explica Andrés, y añade: “Casi todos los comentarios fueron súper positivos, así que me alegro de que la gente esté abierta”.

El feat con Lali no fue el primer trabajo que DVICIO hace junto a artistas argentinos. En 2018 los españoles ya habían reversionado su hit “Enamórate”, con la agrupación de cumbia pop Agapornis –“en un rollo más bailable”, según Andrés-. Y en 2019 habían colaborado con MYA, el dúo integrado por Maxi Espíndola y Agustín Bernasconi, en su canción “4 veces”.

“Ahora hace falta que una banda de cuarteto agarre un tema nuestro y ponga a bailar a todo el mundo, sería bueno incluso que fuese uno tranquilo, a lo mejor ‘Soy de volar’, podría ser muy gracioso”, sostiene Andrés, y cuenta que hace poco interpretaron “Ocho cuarenta”, el clásico cuartetero de Rodrigo, con guitarra acústica: “Es algo que me gusta, desmontar a los temas de su arreglo principal y llevártelo a tu terreno”.

Hace falta que una banda de cuarteto agarre un tema nuestro y ponga a bailar a todo el mundo (Andrés).

DVICIO tiene pendiente tocar en su querida Córdoba, donde viven los familiares de los Ceballos –su padre, odontólogo, se radicó en Madrid a fines los ochenta, pero quedaron ahí su abuela y sus primos-, pero también en Tucumán, provincia en la que se gestó el primer club de fans en la historia del grupo, allá por 2014. “Me acuerdo que los primeros contactos eran por Twitter y creíamos que era mentira porque apenas habíamos comenzado con la banda”, recuerda Luis, y agrega: “Pero no, era verdad y siempre que hemos estado en Argentina han estado ahí”.

Como han manifestado en varias oportunidades, los músicos ansían ahora llevar sus conciertos más allá de Buenos Aires, poder devolverle la visita al público tucumano, probar las tradicionales empanadas norteñas y también recorrer el resto del país.

A donde sea que vayan, los madrileños seguramente serán bien recibidos porque, además de talentosos, son simpáticos y sencillos. En cada entrevista y en cada presentación, se percibe entre los integrantes de DVICIO una complicidad y una lealtad casi fraternal, sin egos inflados ni roles ensalzados. Es que, a fin de cuentas, detrás de este exitoso quinteto pop hay un grupo de amigos.