Borneo - Limoneros

El joven dúo folk Borneo trasciende fronteras con sus canciones

Bajo el nombre de Borneo, los jóvenes argentinos Ana Schon y Mateo Monk trascienden con su música las fronteras argentinas y son furor en España. Hace poco presentaron “Limoneros”, el nuevo sencillo que se suma a su repertorio de melodías genuinas.

Texto: Yanet Ingravallo

La calma, la simpleza y la dulzura son algunos de los tópicos protagonistas de las canciones de Borneo. Ana Schon (18) y Mateo Monk (17) tocan juntos desde los quince años y son quienes llevan adelante este proyecto musical argentino de folk que se impone contra todo cliché  y moda musical.

Hay quienes dicen que con muy poco se pueden lograr muchas cosas. En este caso, una guitarra y una voz agradable son suficientes para transmitir la calidad creativa que tiene este joven dúo argentino. Su estilo podría asociarse a otras bandas y artistas que abrazan melodías y líricas similares, como Salvapantallas, Ainda, Plastilina, Carolina Donati o Kings of Convenience.

Su nuevo sencillo “Limoneros” tiene como tapa una fotografía de una rama de dicho árbol con limones por demás amarillos. “Voy por la calle cantando, el cielo está pintado de un color que me guardo para no olvidar jamás”, canta Ana. La letra se muestra como una despedida y celebración de la época invernal para así recibir la primavera con un “sol impaciente” que “entrega calor”.

Esta canción lanzada en el mes de octubre mantiene la trama sonora y artística de sus anteriores trabajos. Desde su primer EP homónimo, Borneo lanza su material junto con la agencia musical española Madame Vodevil. Y es justamente España uno de los países donde más se reproducen las canciones del dúo.

Tal es así que “Rayito”, uno de los tracks de ese primer disco de corta duración, estuvo durante semanas en la playlist oficial de Spotify “Los 50 más virales de España”. La canción es furor y ya superó el millón de reproducciones en la plataforma. Al parecer, “Limoneros” se dirige por ese mismo camino ya que en menos de un mes alcanzó más de cien mil escuchas.

De esta manera, Ana y Mateo se destacan dentro de su generación por mostrar sonidos que fluyen de manera autóctona, sin intervención de efectos ni demasiados arreglos musicales. La idea que ellos tienen con respecto a su proyecto es muy clara y así lo manifiestan en un comunicado: “En una época en la que la música más escuchada busca sonar lo más fuerte posible, nosotros creemos en el poder de la canción en su expresión más despojada”.