Mr. Kilombo en Buenos Aires

Mr. Kilombo conquistó al público porteño

Como cierre de su gira por Latinoamérica, el martes 8 de octubre el madrileño Miki Ramírez –más conocido por su nombre artístico Mr. Kilombo- se presentó a sala llena en el Teatro Monteviejo de Buenos Aires.

Texto: Pilar Muñoz
Fotos: Agustina Ríos

Posted by Revista FlipAr on Tuesday, October 15, 2019

 

Miki Ramírez provoca en el público un señor jaleo. Es un artista que, para lograr un gran show, no necesita de mayores artificios más que su guitarra y su carisma, aún a doce mil kilómetros de su Madrid natal y lejos de esa banda a la que en 2008 bautizó como Mr. Kilombo.

Como cierre de su gira por Latinoamérica, el cantautor español se sube al escenario del Teatro Monteviejo de Buenos Aires, una sala mediana del barrio de Abasto, y su presencia colma el recinto de energía.

“Soy como soy, la vida no es un baile de disfraces”, canta Miki en su carta de presentación al público argentino. Su calidez y su actitud despreocupada revelarán a un tipo genuino, que no le teme al diálogo con el público ni duda en reírse de los gajes poco glamorosos del oficio.

—¡Buenas noches, Buenos Aires! —exclama, y toma un trago de su vaso de fernet—. ¡Salud! Yo soy Miki, algún argentino me bautizó como Míster Kilombo en algún momento; éramos una banda de diecisiete y ese nombre tenía todo el sentido. Ahora soy cantautor y no tiene ninguno, pero ahí está… Sigo llegando tarde a los aviones, sigo llegando tarde a los sitios, con lo cual algo es verdad de todo esto.

Posted by Revista FlipAr on Tuesday, October 15, 2019

 

Para esta noche tiene armado un repertorio con temas de sus cuatro discos –El lado gamberro (2008), Biodramina (2010), Baile de disfraces (2014) e Invencibles (2016)-, aunque propone que el público pida a viva voz sus temas preferidos. ¡”Casa de herrero”!, grita uno. “¡Sinmigo!”, demanda otro.

La gente parece estar al tanto de su obra y conocerlo de antes, quizás de su primera visita al país durante el año pasado o de esa genial herramienta que acorta distancias llamada Internet. Así es que, en “Mírame” o “Quédate a mi lado”, todos acompañan con palmas y hasta se animan a cantar los estribillos.

Miki tiene la capacidad de hacer de un simple bolo, un encuentro entre amigos en el que todos quieren participar de un modo u otro; un lindo quilombito que incluye notas de reggae y de samba y que contagia una sonrisa y unas incontenibles ganas de bailar.

Posted by Revista FlipAr on Tuesday, October 15, 2019

 

Entre canción y canción alguien del público reclama “Nosequé”, un midtempo que, según cuenta, habla de la casualidad: “Sigo buscando nosequé, y lo raro es que a veces lo encuentro”.

—¡Justo esa iba a cantar! Voy a hacer como que te he hecho caso —bromea y hace reír a todos—. Antes de entrar estaba que me subía por las paredes. ¡No todos los días uno se presenta en Buenos Aires!

Llega el turno de “Cabecita loca”, el primer sencillo que lanzó del material que publicará en los próximos meses. En ella se destaca la delicadeza de las guitarras y la sutileza de la letra, que habla de la velocidad extrema de los tiempos modernos, de “vivir deprisa”.

La noche continúa con los ritmos alegres y bailables de temas como “Na de mí”, “Reconciliarme con el amor”, “Arde Troya”, “Tal como vino se fue” o “Trampas” –“Esta canción pretendía ser una cumbia pero uno la ha llevado hacia su terreno”, confiesa entre risas acerca de esta última-, que se intercalan con las melodías más tranquilas de “Sinmigo”, “Pandora”, “Rey y mendigo” o “Sin mirarme los pies”.

Posted by Revista FlipAr on Tuesday, October 15, 2019

 

—Hoy estoy con la voz a punto de nieve, donde ya no llego es a Galicia, que toco mañana —se ríe y se tapa la cara—. Pero hoy mi voz está perfecta, eh. Esta es la voz que se te queda después de un mes y medio recorriendo Latinoamérica. Esta es la voz buena; la que se te queda un martes después de haber tocado un lunes con la Bomba de Tiempo… ¡Ojalá siempre pudiera cantar así!

En pocas horas Miki vuela de regreso a España y confiesa que teme perder el avión, aunque esa situación le despierta alguna fantasía porque no quiere despedirse de Latinoamérica.

—La última vez que vine tenía que llegar a la Joy Eslava, en Madrid, a la presentación de un disco de Muerdo. Salía un lunes y llegué el jueves a la hora del show, de milagro, porque el vuelo se demoró tres días. Cuidado eh, cuidado que no pase lo mismo hoy…

Esta vez Miki deberá llegar a su tierra para presentarse ese mismo día en Galicia y, al día siguiente, lanzar en plataformas digitales un tema nuevo que se llamará “Todo cambia” y que formará parte de su próximo material de estudio.

—¡Qué guay! Esta es la última que he sacado y te la sabéis —se sorprende el español luego de interpretar “Por su camino”, otro adelanto del álbum—.

Posted by Revista FlipAr on Tuesday, October 15, 2019

 

Como hace a menudo en sus shows, luego Miki presenta a su coterráneo Muerdo, que también está de gira por Argentina, para interpretar “Tiempo al tiempo”, en la que el murciano se destaca con sus pasajes de rap.

—¿Cómo estáis? Disfrutando de este bolazo, ¿no? De este conciertazo tremendo a casa llena, como tiene que ser —saluda Paskual Kantero al público y abraza a su amigo—.

—Imagínate que empiece otra —bromea Miki.

—¡Yo me las sé todas! —retruca el invitado antes de que empiece la que quizás sea la canción más bailada y festejada de la noche.

Otra perlita del encuentro se produce cuando, con la ayuda de los coros del público, Miki comienza a improvisar sobre “Tarde otra vez”. Así es que, en modo free style, compone sobre la marcha: “Tengo que llegar al avión (tarde otra vez), pero eso es dentro de un montón (tarde otra vez), pero no tanto como pa’ dormir (tarde otra vez), no tiene ningún sentido ir (tarde otra vez) esta noche para la cama (tarde otra vez), si no quiero volar en pijama (tarde otra vez)”.

Posted by Revista FlipAr on Tuesday, October 15, 2019

 

—Ahora era el momento para hacer un tema súper arriba y terminar por todo lo alto pero yo voy al revés de todo el mundo, así que voy a hacer un tema tranqui porque me apetece a mí —dice con su característico humor ácido, antes de cantar “Como si no pasara nada”, una canción con toques folklóricos.

Sin embargo, al rato vuelve a animar la sala con “Andaré”, en la que se despoja del miedo al qué dirán para transitar más liviano por la vida. “Me daré más que feliz una capa de barniz para que me resbalen las miradas”, cantará.

“Y hoy un día lo recordarás como los días felices”, cerrará lleno de optimismo con “Invencibles”, para luego agradecer a Buenos Aires por haberlo hecho pasar una noche de maravilla.

—¡Un aplauso para la banda! —señala al escenario vacío y ríe—.

 


Más fotos en la página de Facebook de Revista FlipAr:

El cantautor madrileño Miki Ramírez -Mr. Kilombo- se presentó el martes 8 de octubre en el Teatro Monteviejo de Buenos Aires.Cobertura: https://bit.ly/31hewqWTexto: Pilar MuñozFotos: Agustina Ríos

Posted by Revista FlipAr on Tuesday, October 15, 2019