Fito Paez Movistar Arena

Fito Paez conquistó el Movistar Arena

El domingo 1 de noviembre, Fito Paez, uno de los artistas más grandes del rock argentino, hizo su primer gran concierto en streaming desde el estadio cubierto Movistar Arena y presentó con banda completa La conquista del espacio (2020), el disco que lanzó en marzo pasado.

Texto: Pilar Muñoz
Foto: Guido Adler

Fito Paez Movistar Arena

En un Movistar Arena sediento de calor popular, Fito Paez encendió motores y, a pesar de la pandemia, logró un despegue épico de su nave musical. La conquista del espacio (2020), su último álbum, tuvo una presentación vía streaming a lo grande, con banda completa y un concierto que será inolvidable para el artista argentino y su público.

—¡Muy buenas noches around the world! —saludó el autor del disco más vendido en la historia del rock nacional, El amor después del amor (1992), antes de dar paso al que sería un encuentro virtual lleno de emociones, con temas del nuevo álbum pero, también, clásicos que el rosarino aportó al cancionero popular de habla hispana.

Así, en un repertorio de diecisiete temas, se intercalaron los novísimos “La conquista del espacio”, “Las cosas que me hacen bien”, “Maelström” o “La canción de las bestias”, con himnos abrazados por todos los argentinos, como “11 y 6” (Giros, 1985), “Fue amor” (Tercer mundo, 1990) –dedicado a Fabiana Cantilo-, “Circo Beat” (Circo Beat, 1994), “Brillante sobre el mic” (1992), “A rodar mi vida” (El amor después del amor, 1992), “Dar es dar” (Euforia, 1996) o “Mariposa Tecknicolor” (Circo Beat, 1994).

Las visuales a cargo del diseñador Max Rompo, que cambiaban de canción en canción y estaban en sintonía con interesantes juegos de luces, completaron este espectáculo de primer nivel, generador de emociones que atravesaron pantallas y de una cercanía con el público que no logran otros conciertos en streaming. Los potentes coros de la cantante y compositora cordobesa Florencia Villagra y las guitarras de Juani Agüero aportaron mucho a eso.

Un momento destacado de la transmisión fue cuando Fito Paez presentó a su invitada de la noche, la multifacética Nathy Peluso. La argentina radicada en España viajó al país para acompañarlo en “Yo vengo a ofrecer mi corazón”, en el que demostró por qué es, quizás, la artista latinoamericana más resonante de la actualidad. Además de cantar con vena latina el tema también popularizado por Mercedes Sosa, la intérprete de “La Sandunguera” y “Business Woman” deslumbró con su carisma en el baile folklórico.

Nathy Peluso - Fito Paez Movistar Arena

De camino a las cuatro décadas de trayectoria, el legendario cantautor argentino volverá a coincidir con la referente de la música urbana el 19 de noviembre durante la actuación que harán en la gala de la 21° edición de los premios Latin Grammy, en Miami. Él, que ya tiene siete de estos galardones, este año suma tres nominaciones por La conquista del espacio, en las categorías Álbum del año, Mejor Álbum Pop/Rock y Mejor Canción Pop/Rock (“La Canción de las bestias”).

Si bien es una leyenda indiscutida que desde los ochenta marcó con su música a varias generaciones, Fito Paez sigue aggiornándose y no le teme a los nuevos referentes musicales sino que se nutre de ellos. Sin ir más lejos, a principios de octubre presentó “Tu encanto”, su colaboración con Mateo Sujatovich, vocalista de Conociendo Rusia, una de las bandas más representativas de la nueva escena.

Siempre vigente, el artista rosarino demuestra con cada una de sus propuestas y de sus decisiones artísticas que la música está por encima de cualquier ego y que es posible adaptarse a las nuevas realidades y a las nuevas formas sin perder la esencia propia.

—Ojalá que lo hayan disfrutado, fue increíble volver a tocar en este momento tan delirante —se despidió Fito, mientras las pantallas multiplicaban la imagen de aplausos virtuales y se escuchaban audios pre-pandémicos del público coreando “Y dale alegría a mí corazón”.

“¡Despertad, oh jóvenes de la nueva era!”, se leyó en una de las placas antes del cierre de la transmisión en vivo desde el Movistar Arena, en alusión a la novela del escritor japonés Kenzaburo Oé publicada en 1983. Después, aparecieron palabras firmadas por el propio F.P.: “2020: ¿quién dijo que todo está perdido?”.