La Fiesta Nacional Decadente, en La Plata

Texto: Pilar Muñoz. Fotos: Alan Malnatti

A pocos meses de haber concluido su gira ibérica, Los Auténticos Decadentes, una de las bandas latinoamericanas con más reconocimiento en España, continúa presentando Fiesta Nacional (MTV Unplugged). Revista FlipAr estuvo en el show que el grupo dio el viernes 5 de julio en el Teatro Coliseo de La Plata (Argentina).

Texto: Pilar Muñoz
Fotos: Alan Malnatti

Pasaron veinte minutos de las nueve de la noche y las butacas del Coliseo Podestá comienzan a vibrar con los redoblantes de una comparsa que entra en fila india desde el fondo del teatro platense. Así, la murga de Los Auténticos Decadentes anuncia el inicio de lo que será una verdadera “Fiesta Nacional”.

Sobre el escenario, ambientado con chapas coloridas que recuerdan a las callecitas del barrio porteño de La Boca, Cucho Parisi comienza a entonar “El Murguero”, ya devenido en himno Decadente. El público enseguida abandona la solemnidad del terciopelo rojo, se levanta de sus asientos y empieza a agitar sus brazos al ritmo del “Tu-tá tu-tá”.

—¡Bienvenidos al Club Atlético De-ca-den-te! —arenga el siempre desfachatado cantante, que después seguirá el repertorio con “Somos” y demostrará que la música del grupo es como un bálsamo popular, “el desborde criollo que cura las heridas”.

La excusa que esta noche trae a La Plata a esta legendaria banda de rock alternativo es el show unplugged que grabó para MTV en formato álbum/devedé (2018, PopArt). Tras haber sido presentado en este mismo teatro en noviembre del año pasado, el lanzamiento discográfico ya los hizo girar por Cosquín, Santiago de Chile, Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara, Córdoba, Rosario y Buenos Aires. En el medio de esos conciertos acústicos, en abril y junio el grupo hizo dos paréntesis con tours eléctricos por España y Estados Unidos.

—Esto recién empieza y hay que empezar tranquilos, pero en los Decadentes no hay nada tranquilo. Vamos pasando por todos los estados de ánimo y eso es lo lindo —Cucho hace una pausa, para luego aludir a los pocos grados de temperatura de esta noche de julio—. Esto va a ser una fiesta, todos vamos a poner la onda para que nos elevemos un poco y salgamos del frío.

El vocalista enseguida se sienta en un lateral del escenario y empieza a cantar “Pendeviejo”, una canción que, según anticipó, tiene que ver con el paso del tiempo y con esos 32 años de carrera juntos, en los cuales los músicos siempre priorizaron la amistad. “Quiero vivir cien veces la vida, que corra siempre en mis venas la adrenalina”, dice este hit de Sigue tu camino (2003), y resume así el espíritu “gánico” y festivo que Los Auténticos Decadentes imprimen en cada una de sus canciones. Más adelante resaltarán el concepto en “Viviré por siempre”: “Si vivís cada segundo a pleno serás el dueño de la eternidad”.

Al rato, Jorge “Perro Viejo” Serrano, el otro gran cantautor de la banda, toma la posta del micrófono e interpreta una adaptación ralentizada de la cumbiera “Corazón”, ese himno noventoso que hizo bailar a toda una generación, y luego una versión cuartetera de «El pájaro vio el cielo y se voló”, junto a algunos miembros de Los Caligaris.

Después de otras reversiones de clásicos como “Besándote” y “El gran señor” –que tuvieron al frente a Diego Demarco- y de “Gente que no”, el tema que Serrano rescató de su paso por Todos Tus Muertos, Parisi presenta a Los Tabaleros, un grupo que se autodefine como “folklor surrealista y desfachatado”.

—Nos conocimos en nuestro programa de radio “Enciendan los Parlantes”, que hacemos todos los jueves en Nacional Rock con el “Francés” (Gastón Bernardou, percusionista). Aparecieron estos barbudos locos y dije: “Estos son más rockeros que todos nosotros”.

Ya pasadas las diez de la noche, la fusión de ambos grupos en escena da como resultado una exquisita versión folklórica de la tribunera “Cómo me voy a olvidar”. Le siguen una adaptación instrumental de “Raquel” –“la cantamos tantas veces que ahora dejamos que la canten ustedes”- y “Sigue tu camino”, con el guitarrista “Bochi” Bozzalla y el bajista Santiago Bogisich, de Las Pastillas del Abuelo.

Poco después, Serrano vuelve a lucirse con “Amor”, que en su versión original (Hoy trasnoche, 2000) era una balada punk y ahora devino en una cumbia híper bailable, co-protagonizada en el material Fiesta Nacional MTV Unplugged (2018) por la chilena Mon Laferte. Demarco, por su parte, hace lo propio con “Como la abeja y la flor”, para la cual se sienta con su guitarra española e interpreta en clave flamenca.

—Ojalá que no haya alguien de Málaga o de esa zona, nos van a matar —bromea cuando termina su actuación.

Durante todo el encuentro se suceden, uno tras otro, temas infaltables como “Un osito de peluche de Taiwán”, “Viviré por siempre”, “La prima lejana” o los más viejitos “Locos tu forma de ser”, “La guitarra” y “Cyrano”, todos resignificados con un matiz diferente al sonido original. El momento más supremo, sin embargo, llega ya casi sobre el cierre, cuando Cucho aparece en escena con un tapado largo negro con ribetes dorados y el sonido del acordeón da inicio a un “Somos los piratas” tanguero.

Los Auténticos Decadentes son libres, divertidos y desvergonzados. Son un grupo de “locos lindos” que, desde hace más de treinta y dos años, apuestan a la alegría y al sentimiento popular; un grupo de amigos que con sus canciones festivas despiertan las ganas de bailar y de celebrar la vida.

Directora Editorial