¡Llegamos a Telegram! Haz click aquí y suscríbete al canal para recibir todas nuestas novedades.
La máquina de Turing

La máquina de Turing: una propuesta del argentino Claudio Tolcachir

Continúan las propuestas de artistas argentinos en el 38° Festival de Teatro de Málaga. El martes 19 de enero se presentó La máquina de Turing, obra dirigida por Claudio Tolcachir con texto del francés Benoit Solès,  y Revista FlipAr te cuenta de qué trata.

Texto: Camila Ramos
Fotos: Elena C. Graiño

La máquina de Turing

¿Son nuestras redes mentales tan distintas a las de las máquinas? Ya desde su puesta en escena, La máquina de Turing invita al público a la reflexión. El mobiliario sobre las tablas es mínimo y opaco. Sin embargo, unas gigantes estanterías móviles sirven para la proyección de imágenes que expondrán el mundo abstracto de las matemáticas y la informática, como así también el de los pensamientos humanos.

La obra del director argentino Claudio Tolcachir tiene una base sólida: su propuesta parte del premiado guión escrito y representado en 2018 por el francés Benoit Solès. A su vez, dicha composición estuvo inspirada en la pieza teatral Breaking the code, de Hugh Whitemore. Todas estas creaciones tienen un denominador común: giran en torno a la vida del matemático inglés Alan Turing.

La gran contribución de Turing a la informática y a lo que sería la computadora, opacada por un juicio sin sentido, provocó que su historia inspirara a numerosas producciones. Además, en 2013 la reina Isabel II exoneró al matemático de los cargos por los que se lo acusaba, lo que hizo que su figura adquiriera aún más resonancia.

Justamente, el hecho puntual que da inicio a una investigación por robo ‒que luego se transformará en una acusación de indecencia sexual contra el académico‒ es el que abre la obra dirigida por Tolcachir.

Al inicio, el protagonista le dice advierte al público que se ha suicidado. A partir de allí, se inicia la representación en sí misma y, a través de saltos en el tiempo, el espectador irá conociendo las distintas piezas de un rompecabezas que se develará al final.

Entre ellas, se encuentran el proceso que lleva a cabo Turing para desentrañar un código secreto de comunicación entre los alemanes ‒y frenar así la Segunda Guerra Mundial‒ y su relación con Arnold Murray. Estas dos temáticas harán avanzar la acción y se entrelazarán para fundirse en el vaticinado trágico desenlace.

La máquina de Turing

Las actuaciones de los españoles Daniel Grao y Carlos Serrano son formidables. El primero logra reconstruir a un Alan que, a pesar de su personalidad retraída y un tartamudeo constante ‒el real no lo era todo el tiempo‒, logra empatizar con el público debido a su profunda humanidad. Incluso, su cruda lógica arranca, de vez en cuando, alguna pequeña risa divertida entre los espectadores.

Por su parte, Serrano se destaca por su capacidad de entrar y salir en diversos papeles rápidamente, una labor actoral nada sencilla. De hecho, su función es central para que la historia progrese.

Otro elemento muy bien dispuesto en la propuesta son las asociaciones que surgen en torno al apodo “sabio” que recibe el protagonista. Este seudónimo no sólo será una etiqueta que defina al matemático por su gran capacidad mental, sino que la obra lo llevará más allá y conectará la referencia con el desenlace. De esta manera, el círculo se cierra, lamentablemente, a la perfección.

A modo de conclusión, es posible destacar que, a pesar de su no muy extensa duración, la obra alcanza un cometido fundamental: conmover al espectador apelando a su lado humano, más allá de las diferencias que existen entre las personas.

Turing nunca oculta sus vulnerabilidades, él se muestra tan cual es, y allí reside su mensaje inspirador. A pesar de los aportes que realiza a su comunidad, el entorno termina dándole mayor importancia a su personal elección sexual que no daña a nadie, en vez de a sus descubrimientos.

Es así que La máquina de Turing podría conectarse con el cuestionamiento que el Lorca de Juan Diego Botto se hace en esta 38° edición del Festival de Teatro de Málaga, en la obra Una noche sin luna: “¿Cómo no se quiebra el equilibrio del mundo ante los abusos que se cometen sobre las vulnerabilidades de las personas?”.

Te recomendamos
La niña de fuego - Ángela Torres
La niña de fuego (2021), de Ángela Torres