Marta Hazas

MARTA HAZAS: “Todo lo que yo aprendí venía de la escuela argentina”

Apenas comenzó a flexibilizarse en España la cuarentena y pudo volver a la oficina desde la cual trabaja en la producción de Pequeñas Coincidencias junto a su marido, Javier Veiga, la actriz Marta Hazas recibió vía Zoom a Revista FlipAr para charlar de su carrera y de su viaje en 2019 a Argentina, donde se hizo popular gracias a la serie Velvet y a su spin-off Velvet Colección, en el cual fue protagonista.

Texto: Pilar Muñoz
Foto portada: Valero Rioja
Marta Hazas en el sur argentino. Foto: Instagram de la actriz.

A fines de 2019, de paseo por el sur argentino, la española Marta Hazas recorría atenta el gélido glaciar Perito Moreno cuando, de repente, escuchó una exclamación: “¡Clarita! ¡Clarita sin experiencia!”. A doce mil kilómetros de su país, y camuflada bajo su gorro de lana, alguien la había reconocido y la llamaba por el nombre del entrañable personaje que interpretó en Velvet.

A la exitosa actriz cantábrica el gesto la tomó por sorpresa. La serie fue un suceso en España y estaba acostumbrada a que allí la pararan por la calle, pero nunca se imaginó que en Argentina le sucedería lo mismo. “Fue una pasada, yo no era consciente de que allí Velvet había calado tanto”, asegura hoy, y cuenta que, en ese sentido, en Buenos Aires directamente se sintió como si estuviera en Madrid.

Yo no era consciente de que Velvet había calado tanto en Argentina.

Marta había oído hablar mucho del país sudamericano y llevaba años con el deseo de conocerlo. Ya de pequeña, se había vinculado con el humor argentino mediante las viñetas de Mafalda; más de grande, el vínculo se había fortalecido aún más cuando se formó, en la capital española, con la prestigiosa actriz y profesora de arte dramático platense Cristina Rota.

Típicas postales porteñas. Fotos: Instagram de la actriz.

“Todo lo que yo aprendí venía de la escuela argentina”, asegura, y cuenta que por eso le hacía mucha ilusión recorrer las bibliotecas, los café-teatros y las milongas de las que tanto le habían hablado: “La verdad es que los tópicos me encantaban todos y, al llegar ahí, la realidad no me defraudó, al contrario, me enamoró muchísimo más”.

Los tópicos de Argentina me encantaban todos y, al llegar ahí, la realidad me enamoró muchísimo más.

Según cuenta la protagonista de Pequeñas Coincidencias, el viaje surgió gracias a Joaquín Sabina, que a principios de noviembre se presentó junto a Joan Manuel Serrat en el estadio cubierto BA Arena. “Soy muy fan de él y me invitó a verle actuar allí en Buenos Aires, para mí fue como un sueño hecho realidad”, revela la actriz, y cuenta que el concierto del cantautor ubetense fue la oportunidad perfecta para visitar en Recoleta a los primos de su marido, el también actor Javier Veiga, y recorrer cada uno de los rincones porteños.

“Me quedé fascinada con la calle Corrientes, fui a ver dos obras de teatro y me encanta la manera de trabajar que tienen allí los actores, me parece que en las comedias se trabaja con una verdad brutal”, sostiene, y confiesa que le gustaría mucho llevar alguna de sus obras teatrales a la legendaria avenida. En ese “viaje súper completo”, la española también disfrutó de las librerías abiertas hasta tarde, del encanto del art-decó, de los restaurantes, del colorido Caminito y hasta de una visita a la Casa Rosada.

Me quedé fascinada con la calle Corrientes, fui a ver dos obras de teatro y me encanta la manera de trabajar que tienen allí los actores.

Como “perlita”, recuerda una anécdota graciosa en el aeropuerto. “Estábamos esperando para volver de El Calafate y, de pronto, un chico se gira y se nos queda mirando”, relata, y cuenta que les dijo: “No lo puedo creer, os venía viendo en el avión y ahora estáis aquí, ¡estoy flipando!”.

Es que, en la actualidad, Marta Hazas y Javier Veiga protagonizan la serie Pequeñas Coincidencias, una comedia romántica cuyas dos primeras temporadas se pueden encontrar en Amazon Prime –la tercera y última parte se rodará en agosto, para estrenarse a fines de 2020 o principios de 2021-, que gira en torno a una pareja que se plantea si quiere tener hijos o no. Lo curioso, además de que el matrimonio se traslade a la ficción y de que los artistas compartan nombre de pila con sus personajes, es que el propio Veiga sea el creador y guionista de la producción.

“Teníamos ganas de contar alguna historia personal y vimos que todo el mundo nos preguntaba «y vais a tener hijos?»”, narra Marta, y agrega que ese planteo “es algo de la sociedad moderna”, que antes se daba por hecho. A partir de eso, se le ocurrió a Veiga la idea de escribir un personaje con pequeños “pepito Grillo”, esas pequeñas conciencias que ven Marta y Javi: “Fue un diseño muy para nosotros y, como ya hacíamos buen tándem trabajando juntos, nos apetecía contarlo nosotros”.

Con Javier teníamos ganas de contar alguna historia personal y vimos que todo el mundo nos preguntaba «y vais a tener hijos?», Pequeñas Coincidencias fue un diseño muy para nosotros.

Respecto a cómo es tener de compañero de trabajo a su marido, Hazas asegura que se llevan muy bien en el set de rodaje, por más de que quizás ese mismo día hayan discutido en el desayuno por problemas domésticos y alguna vez piense “es que tengo que hacer una escena de amor y ahora mismo lo que tengo ganas es de decirle cuatro cosas”.

Su personaje en Pequeñas coincidencias tiene una vida amorosa más estable que el de Velvet, donde Clara empieza en pareja con Pedro (Adrián Lasta), luego se enamora perdidamente de Mateo (Javier Rey) y finalmente coquetea con Sergio (Fernando Guallar) en el spin-off. Si bien con todos ellos la calidad interpretativa de Hazas se destaca, no duda cuando se le consulta con quién tuvo más afinidad.

“Sin duda me quedo con los Javis y gallegos, la verdad que ha sido muy fácil trabajar con los dos”, asegura, y explica que con Rey ya habían trabajado juntos en Bandolera y que cuando comenzó Velvet ya eran grandes amigos: “Me quedaría con ellos dos en el apartado masculino, y con Paula Echevarría y Cecilia Freire de las «chicas Velvet»”.

De mis parejas en ficción, me quedo con los Javis y gallegos, la verdad que ha sido muy fácil trabajar con los dos.

La exitosa serie de Bambú Producciones se despidió a fines de 2019 con un capítulo especial de noventa minutos que cierra la historia después de seis años. En ese sentido, Hazas dice que, si bien se despidió del personaje en varias oportunidades, recién ahora la está extrañado más: “Es bastante raro no volver a Velvet”.

Sin embargo, siempre le quedará el recuerdo de Clara Montesinos, de “Clarita sin experiencia” –como le decía su Mateíto-, un personaje que tuvo un gran desarrollo a lo largo de las siete partes de la serie: “Amé muchísimo a Clara porque a mí me encantan las mujeres del cine de los años cincuenta, las rubias de Hitchcock como Grace Kelly o Tippi Hedren, y fue muy divertido poder jugar tanto corporalmente, con esos movimientos y matices”. Marta Hazas comparte con ella su parte más guerrera y, como ella, se considera una mujer “de armas tomar”.