Muerdo prendió la mecha para la explosión de cositas buenas

En el marco del #YoMeQuedoEnCasa Festival, el cantautor español Muerdo –que debió aplazar sus fechas programadas en Argentina- dio un concierto en streaming en el que, a través de la música, intentó brindar algo de claridad ante la difícil situación que vive el mundo por el Coronavirus.

Texto: Pilar Muñoz

El número que Instagram muestra arriba del directo supera los tres mil, cuando Pascual Cantero aparece en pantalla y toma la guitarra apoyada sobre un sillón.

—Hola familia, ¿cómo estáis? —saluda el artista español, vestido de entrecasa, desde Bragado (Argentina)—. Acá estamos, tratando de amenizar estos días de encierro, que algo bueno nos tienen que traer. ¡Ahora unas cancioncitas!

Así, a miles de kilómetros de su país natal, Muerdo “prende la mecha para la explosión de cositas buenas”.

A “La canción de la carretera” le sigue, no casualmente, “Claridad”. Es, quizás, la visión que el murciano tiene sobre el poder transformador de la música, su invitación a ver este mal trago con otros ojos, su certeza de que “porque lo merezco va a volarse el miedo y el dolor que me trajiste tú bajo el aguacero de mi voz se va”.

En estas semanas Muerdo tenía programado tocar en Buenos Aires, Rosario y La Plata, pero también en otros países latinoamericanos, como Chile, Perú y Paraguay, fechas que por el momento tuvo que aplazar.

—Me vine aquí hace un mes, así que no estoy viviendo todo lo gordo que estáis pasando allá —le dice a su gente española—. Voy a aprovechar para grabar acá el nuevo disco, que va a salir a comienzos de 2021, y espero poder hacer un pequeño adelanto en septiembre u octubre.

Sin embargo, Pascual decide anticipar uno de los temas nuevos, dedicado a esos amigos que se fueron pero que dejaron en el pecho tanto.

“Y hoy abro la ventana, dejo que entre el sol, miro la abundancia a mi alrededor”, canta optimista en “Invisible”, y parece así hacerle frente al pánico colectivo generado por el Coronavirus: “Hoy, hoy bajo de la mente, salto la prisión, venzo al oponente que siempre miente al corazón”.

—Abrazo fuerte a España, ¡que sepáis que estoy con vosotros, cabrones! —le dedica a los suyos, a la vez que celebra la iniciativa del #YoMeQuedoEnCasa Festival y aplaude a la industria musical, que se movilizó para que el arte no frenara.

Muerdo va finalizando así un repertorio que parece armado meticulosamente para la ocasión, como si cada canción buscara trasmitir algo de paz: “Yo quiero caminar por las veredas de un río que mañana nacerá” (“Semillas”).

—La que sigue se la voy a dedicar a Marisa, que sé que le gusta esta canción y la tengo acá presente —hace un guiño detrás de cámara—. ¡Hay que ganarse las milanesas que nos vamos a comer en un rato!

“Cantaré sin descanso, cantaré por mis días, cantaré por los dos”, es el canto de Muerdo en “Tendré canciones”; una promesa que puede traducirse en un llamado a la concientización colectiva, a actuar de manera responsable y a cuidar también al de al lado.