La Pegatina - Darle la vuelta

LA PEGATINA: “Escuchar un disco nuestro es desconectar de todo y centrarte en pasar un buen rato”

La Pegatina publicó Darle la vuelta (2020), su séptimo disco de estudio, que trae la alegría necesaria en estos momentos difíciles para la cultura. Revista FlipAr charló con Romain Renard y Ovidi Díaz, acordeonista y percusionista del grupo catalán.

Texto: Pilar Muñoz
Foto: Òscar Penelo

Al principio de la cuarentena charlamos con Rubén (Sierra, voz), en un momento en el que estaban haciendo muchos lives y retos con otros artistas a través de redes sociales. Siete meses después, ahora estrenan disco. ¿Cómo fue trabajar Darle la vuelta (2020), el nuevo material, durante la pandemia y cómo fue la recepción del público?

—ROMAIN: Es el séptimo disco de La Pegatina, que lleva ya diecisiete años rodando alrededor del mundo, y fue producido por Tato Latorre. Es un álbum peculiar; con la situación extrema de la pandemia tuvimos que adaptarnos un poco y aprender a grabar de otra manera. Y se llama Darle la vuelta: como siempre optimista y fiestero, que es la esencia del grupo. Cuando se pueda, hará bailar a la gente en los conciertos. De momento, recibimos comentarios súper buenos desde Argentina, México y aquí en Europa, y legamos a cinco millones de escuchas en Spotify en muy poco tiempo.  Estamos súper contentos.

En el disco mantienen la esencia festiva de La Pegatina a pesar de las circunstancias adversas, y eso es muy agradecido por el público, en este momento de tanta angustia e incertidumbre…

—OVIDI: Eso siempre ha sido un emblema de La Pegatina. Venir a un concierto o escuchar un disco nuestro es desconectar de todo y centrarte en pasar un buen rato. Eso es lo que pretendíamos con este disco. En los anteriores habíamos experimentado y ahora queríamos volver un poquito a nuestras raíces, que es la rumba catalana. El productor también es de aquí y eso se ha notado. Hemos vuelto con más alegría que nunca.

Hay varias colaboraciones que hacen que los temas vayan transitando distintos climas, que haya diferentes matices. ¿Cómo eligieron a los artistas que participaron y qué le aportó cada uno al tema?

—ROMAIN: Hay en total cinco colaboraciones. Una es con El Kanka, en «Te veré cuando yo quiera», que es un tema súper bonito. Él es un amigo de hace años, nos conocimos en los festivales, en los bares, y hacía tiempo que queríamos hacer algo con él. Luego tenemos a Delaporte, un grupo más joven que nosotros. Siempre intentamos ser un poco actuales, jugar con lo nuestro pero también con más tecnología, más sonidos urbanos, y Delaporte aporta eso a “Amores”: un poco de electrónica pero, también, una voz femenina, la de Sandra, que se complementa muy bien con la voz de Adrià y nos lleva por otros cielos.

—OVIDI: Por otro lado, tenemos al puertorriqueño PJ Sin Suela, a quién también conocimos en los conciertos: él abría a Residente y luego, en el backstage, hicimos muy buenas migas. Vimos que en “Veo lo que hay” entraba genial, así que lo invitamos. Siempre las colaboraciones son con gente que vamos conociendo por el camino…. El dúo Arnau Griso, que es de tres pueblos al lado nuestro, muy cercanos, le dan una frescura y una alegría muy bonita a «Dejarse la piel». Y, por último, está Travis Birds, cuya voz ha quedado guapísima en “Siempre te pedí”, una canción muy swing.

En «Siempre te pedí», y a lo largo de todo el disco, cuentan historias de amor distintas, se escapan bastante de las canciones trilladas. ¿Cómo fue el proceso compositivo y quién estuvo detrás de las letras?

—ROMAIN: A nivel de letra, el disco entero lo ha compuesto Adrià (Salas). Empezamos con cuarenta temas y, a lo largo de la producción, elegimos los que creíamos que iban a ser los diez mejores. El Adri tiene una poesía muy peculiar, muy suya. El ochenta por ciento de las canciones del mundo son canciones de amor, pero esta vez lo ha intentado traducir, decirlo de otra manera. Tiene que ver el cambio social, darle más voz a las chicas, hablar de otra manera de las relaciones humanas: entre un chico y una chica, dos chicas, dos chicos… Darle la vuelta al amor.

Otro tema que sorprendió fue “La guspira”, el tercer sencillo que sacaron como adelanto, que está escrito en catalán. ¿El público les pedía esto?

—OVIDI: Nunca hemos dejado de cantar en catalán, siempre hay algún tema. Pero en los últimos discos habían quedado pocos y muy tranquilitos. Entonces, a la hora del concierto, no los hacíamos porque no quedaban bien. Y esta canción, que es un pepinazo, explosión de energía desde el principio, ha gustado mucho. Nos han escrito que ya la quieren bailar en concierto, y está sonando en todas las radios de aquí, así que estamos contentísimos. «La guspira» es la chispa que arranca cualquier cambio.

La Pegatina se va acercando a las dos décadas de historia y, si bien no se puede planear mucho por la incertidumbre actual, deben estar haciendo planes para celebrarlo. ¿Tienen pensado volver a Argentina?

—ROMAIN: Eso siempre, por favor. Latinoamérica aquí (se señala el corazón). Cuando se pueda iremos. Ya veremos el año que viene… Por ahora, estamos intentando difundir el nuevo disco, que la gente pueda escucharlo y lo haga suyo. Intentaremos preparar un show como nunca nadie en el universo ha visto, un show de fiesta increíble.

Desde que visitaron por primera vez el país, en 2013, y tocaron en la puerta de La Trastienda, hasta ahora que se presentan en salas importantes y en festivales como Cosquín Rock, han hecho varios amigos musicales. ¡Lo único que le falta al disco es una colaboración con algún grupo argentino!

—OVIDI: Llevamos seis visitas ya y nos hemos empapado mucho de su cultura. No sólo de Argentina, también coincidimos con La Vela Puerca, que son primos hermanos, en el Cosquín Rock y vimos su show, tremendo. Queríamos más colaboraciones en este disco, pero nos dijeron: «Ya tenéis cinco, ya está bien». Lo dejamos para la próxima…