Isma Romero

ISMA ROMERO: “Coti aporta una magia tremenda a ‘Carlota’, ese tinte que la hace única y nueva”

Isma Romero estrenó recientemente una reversión de su canción “Carlota”, en la que cuenta con la colaboración de Coti Sorokin. El cantautor valenciano radicado en Madrid habló con Revista FlipAr acerca de este encuentro musical con el rosarino y del especial vínculo que tiene con el rock argentino desde que comenzó su carrera.

Texto: Pilar Muñoz
Foto de portada: Steven Bernhard

“Girás como una noria alrededor de mi memoria”, canta Coti con conjugación propia del voseo argentino en el estribillo de “Carlota”, una canción que habla de una historia de amor fugaz y que empieza con un coro bien rioplatense. Sin embargo, el tema pertenece a Isma Romero, un joven cantautor español, que rescató esta pieza de su repertorio para invitarlo a cantar a Sorokin, uno de sus grandes referentes.

Después de haber coincidido hace algunos años en el festival madrileño Jardín de las Delicias, el músico de 27 años le lanzó al autor de “Color Esperanza” y de tantos otros clásicos del cancionero popular argentino: “Tío, yo te voy a mandar una canción en la que quiero que estés”. Al rosarino, asegura Isma, “le encantó a la primera”.

“Es un proyecto que empecé hace un par de años, me apetecía compartir canciones con gente que admiraba, amigos que he ido encontrando en el camino y gente como Coti, que ha marcado un momento de mi vida”, señala el artista valenciano residente en Madrid, y explica que eligió “Carlota” porque creyó que es la que a él le resultaría más afín: “Tiene muchas cosas armónicamente similares, es una canción muy Coti”.

Me apetecía compartir canciones con gente que admiraba, y «Carlota» es una canción muy Coti.

El tema pertenece a Luminiscencia (2017), segundo álbum del español, y en su primer lanzamiento se posicionó en Spotify entre las canciones más virales de España. Es que tiene una melodía y una letra que resultan pegadizas y amigables, que podrían escucharse una y otra vez sin aburrir.

Isma Romero cree que la magia de las canciones radica en que tengan una dosis de realidad. “Yo hablo de cómo veo la vida y de mis historietas, y esta es una de ellas”, afirma, y revela que este sencillo habla de una mujer que conoció una noche, con la que tuvo una buena conexión pero que se fue rápido de su vida: “Una chica muy guay; me pegó fuerte, hice el tema de un tirón y lo titulé tal y como se llamaba”.

Yo hablo de cómo veo la vida y de mis historietas, y esta es una de ellas.

Si bien no es inédita, él se toma este lanzamiento como un estreno porque, asegura, le han hecho un lavado de cara importante. “Es bastante rockera, Coti aporta una magia tremenda, ese tinte que la hace única y nueva”, sostiene, y añade: “Creo que le gustará a Carlota, pero yo no se la he pasado, eh”.

El vínculo de Isma Romero con la música argentina no es nuevo. Creció escuchando a Sorokin pero, también, a Andrés Calamaro y a Ariel Rot en Los Rodríguez, a Fito Paez, a Virus y a Intoxicados. Así, fue gestando una forma de entender sus canciones, de crear melodías y de rimar que remiten directamente a esas influencias. “Somos como un ordenador: el cerebro retiene muchísima información y vivencias, de ahí nace el estilo y la similitud con lo que has escuchado toda la vida”, apunta, y agrega: “Yo tengo el gusto de haber cantado con gente que admiro, para mí es un regalo”.

Tengo el gusto de haber cantado con gente que admiro, para mí es un regalo

Es que ya desde su primer disco, Antes de que esté prohibido (2014), con apenas diecinueve años el valenciano pudo darse el gusto trabajar con grandes músicos. Ese material fue producido por Candy Caramelo –bajista de Andrés Calamaro- y contó con la participación de José “Niño” Bruno (batería) –que en “Carlota” ha vuelto a grabar- y de Diego “Twanguero” García (guitarra), quienes también trabajaron con El Salmón. Además, hubo una colaboración especial de Rubén Pozo, ex Pereza, en la canción “Gotas suicidas”.

Tres años después llegaría el segundo álbum de estudio, de la mano de Nigel Walker, el legendario ingeniero de sonido de The Beatles, que también produjo a grandes artistas del pop rock español, como Coti, El canto del loco, Estopa, La Oreja de Van Gogh, Los Rodríguez, M Clan, Pereza o Sidecars.

En los últimos años Isma Romero se ha convertido así en un referente del nuevo pop rock español y ha demostrado que tiene el estilo, las ganas y el empuje necesarios para conquistar también al público argentino: “Cada vez vienen más señales y situaciones que me acercan al país, creo que es uno de los sitios que tengo que ir pronto porque mis canciones tienen una conexión muy directa”.

Cada vez vienen más señales y situaciones que me acercan a Argentina, es uno de los sitios que tengo que ir pronto.